Bolitas de marmitako

Publicado en: Recetas | 1

Bolitas de marmitako

Partiendo de recetas tradicionales o clásicas como el marmitako de toda la vida, se pueden hacer otras cosas diferentes, en este caso unas bolas de marmitako, una especie de croquetas que aunque si bien su relleno no es un marmitako convencional, su sabor captura toda la esencia del plato marinero y si obviamos el picante puedes obtener un plato muy del agrado de los más pequeños de la casa. A mi me gusta el picante y por eso he incluido un chile en la receta, pero esto es opcional y cuestión de gustos.

Bolitas de marmitako

Fácil    2 horas     4

Ingredientes

  • 2 patatas medianas
  • 1 lata de bonito del norte en aceite de oliva
  • caldo dashi
  • 2 pimientos morrones asados caseros
  • shichimi togarashi
  • sal de añana al vino
  • 1 chile
  • harina
  • huevo
  • pan rallado

Preparación

Bolitas de marmitako

Empezamos a preparar nuestras bolitas de marmitako cociendo las patatas con piel (lavada a conciencia) en caldo dashi durante 35 minutos a fuego suave. El caldo dashi lo elaboramos con alga konbu y katsouboshi. Una vez cocidas las patatas dejamos que se templen para poder pelarlas y reservamos el caldo dashi de la cocción.

Bolitas de marmitako

Pelamos las patatas cocidas y las aderezamos con unos pellizcos de sal de Añana al vino y unos golpes de shichimi togarashi, posteriormente las pasamos por el pasapuré o en su defecto las aplastamos con un tenedor. Trituramos con la batidora 2 pimientos morrones caseros asados junto con unas cucharadas del jugo que han soltado a asarse (sin pieles ni semillas) y un chile picado sin semillas, lo mezclamos con la patata triturada y añadimos un par de cucharadas de caldo dashi, si ves que te ha quedado muy mazacote añade una cucharada más y vas probando, es mejor añadir poco a poco porque queremos que quede cremoso pero nunca demasiado líquido y tampoco un un emplaste.

Bolitas de marmitako

Dejamos reposar la crema de marmitako en la nevera durante 30 minutos para que gane cuerpo, transcurrido ese tiempo nos humedecemos las manos para poder trabajar bien la masa y hacemos unas bolas del tamaño de una albondiga que rellenaremos con lascas de bonito del norte de modo que queden en el centro de la bola, pasamos por harina de garbanzo en primer lugar, luego por huevo batido y por último las rebozamos en pan rallado. Preparamos una sartén con aceite de oliva virgen extra caliente y vamos friendo todas las bolas de marmitako hasta que queden doradas y crujientes por fuera, escurrimos y colocamos sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite de la fritura. Tenéis que probar esta receta, todo el sabor del marmitako en el formato de una croqueta. #RikoRiko

 

La clave

  • El relleno de la bolita debe ser cremoso no un mazacote, si te queda muy tieso añade un poco de caldo dashi pero gradualmente o quedará demasiado líquido.
  • Deja reposar la masa en la nevera para que gane consistencia al menos media hora.
  • Antes de hacer las bolas debes humedecerte las manos para que no se te quede pegada y puedas trabajar.
  • Cuidado con el picante, si no eres muy fan de la comida picante omite el chile, con el aderezo del shichimi togarashi obtendrás un toque más sutil.

 

 

Cook & roll

To Die For – In the heat of the night

To Die For es una banda de gothic metal finlandesa que no es que sea muy de mi gusto pero esta versión del éxito de los 80 que popularizó la cantante alemana Sandra tiene un pase. Me gustan las versiones metal de canciones conocidas de otros estilos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un comentario

  1. […] de un buen marmitako. Tengo que confesar que en una ocasión también me atreví a preparar unas bolitas de marmitako, una versión en formato croqueta del tradicional guiso marinero. En esta ocasión partimos de la […]

Dejar un comentario