Empanadillas de atún a la vizcaina

Publicado en: Recetas | 18
Durante muchos viernes de mi infancia, mi ama nos hacía para cenar empanadillas de atún, y aún tengo fresco en la memoria esos momentos únicos… los viernes, uno de los mejores días de la semana, se terminaba el cole, y todo un fin de semana por delante para jugar y disfrutar con los amigos. 
Recuerdos, como el baño con espuma de media hora y mi maldeman hombre rana o cualquier otro juguete, las empanadillas de mi ama (ella las hacia fritas al principio) y el programa de Felix Rodriguez de Lafuente… el mítico “El hombre y la tierra” que nos tenía ojoplaticos delante de la caja tonta, con su voz tan caracteristica y sus aventuras en la naturaleza, y como no… el no menos mítico Un, dos, tres…. pero el auténtico, el de la ruperta, con Mayra Gómez Kemp y los tacañones, luego les han sucedido otros presentadores y otros artistas, pero…. el primero fué insuperable, con Don Cicuta y los supertacañones…. en aquella época no había TDT ni tanto programa infumable como sucede ahora. Además como sólo teníamos un canal, nadie se peleaba por el mando a distancia. En aquella época se hacían grandes programas infantiles… Sabadabada, con el gran torrebruno, un globo, dos globos, tres globos, los cinco, Guillermo el travieso, y dibujos animados de calidad, erase una vez el hombre, vickie el vikingo, rui el pequeño cid, pixie y dixie, lencio y tristón, los autos locos, las olimpiadas de la risa, Heidi, Marco, Dartacan y los tres mosqueperros, Ulises 31, la abeja maya…. eran otros tiempos……


– para 4 personas – 
  • 2 sobres de 16 obleas para empanadillas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 120 grs. de carne de pimiento choricero
  • 200 grs. tomate frito natural
  • Pimienta negra molida
  • 600 grs. de atún en aceite de oliva  virgen
  • 10 grs. de cilantro
  • Sal de Añana

Picamos fina la cebolla y los dos dientes de ajo, y los ponemos a pochar en una sartén a fuego medio (4/6), con unas cucharadasde aceite de oliva virgen.

Cuando comience a pochar, añadimos la carne de pimiento choricero y removemos bien para que se cocine, bajamos el fuego (3/6).
Incorporamos el tomate frito, con un pellizco de sal de Añana y un golpetazo de pimienta negra molida, mezclamos bien, y tapamos para que se cocine 15 minutos. Mientras tanto, abrimos las latas de atún en aceite de oliva, para que se escurra todo el aceite.
Echamos el atún escurrido y desmigado, y un puñado de cilantro picado y majado con un poco de aceite de oliva virgen, y removemos bien para que el relleno sea homogeneo.
Rellenamos generosamente las obleas y las cerramos presionando con los dedos, para darles un toque más rústico.
Las colocamos en una bandeja engrasada con unas gotitas de aceite para que no se queden pegadas, e introducimos la bandeja en el horno, previamente calentado a 180º y las sacamos en unos 30 minutos, cuando tengan color tostadito.
Dejamos que se enfríen un poquito, y las acompañamos de unas ricas cervecitas frescas.

18 Comentarios

  1. Aurora
    | Responder

    Eneko has hecho unas empanadillas exquisitas tomo nota para hacerlas.
    Me ha encantado la introducción, yo también soy de esa época y parecía que disfrutábamos de las cosas con más intensidad y con menos prisas.

    Un saludo y hasta pronto. Aurora

    • Eneko
      | Responder

      Muchas gracias Aurora. Había otros valores en aquellos tiempos, todo era menos artificial. Gracias

  2. lolines
    | Responder

    Eneko, que bellos recuerdos!!!!
    y que empanadillas tan caseras y deliciosas.

    • Eneko
      | Responder

      Muchas gracias Lolines, eres una crack. Te agradezco mucho tus visitas y tus comentarios.

  3. Roser
    | Responder

    que ricas se ven. me encantan las empanadillas y si son sorpresa aun más!! estas seguro que repetiria sin parar!! besos

    • Eneko
      | Responder

      Yo como hasta que no puedo más, y siempre me quemo el paladar. Gracias

  4. Marina
    | Responder

    Que ricas! No cansan nunca, las empanadillas de atún. Me ha gustado mucho la foto dentro del horno… me imagino el olorcillo… bueno, bueno…. petons!

    • Eneko
      | Responder

      Si, ese olorcillo caracteristico…. mmmm je je

  5. Entre plato y plato.
    | Responder

    A nosotros nos encantan las empanadillas así. ¡Que recuerdos! Saludos.

  6. manu
    | Responder

    Fantásticas empanadillas y gracias por devolvernos recuerdos olvidados………

  7. EnLaLuna
    | Responder

    Deliciosas! Se salen de las típicas de atún y huevo duro, tienen que estar de escándalo cocinadas así…

  8. ¡Perfectas!. No le diría que no a un par (o +) empanadillas a estas horas.

    • Eneko
      | Responder

      No creo que fuesemos capaces de zampar solo un par….yo al menos, de una docena no bajo. 😉

  9. María
    | Responder

    He disfrutado mucho con esta receta tan deliciosa, y con un paso a paso tan estupendo, pero tu entrada me ha encantado, creo que has nombrado todo lo que en esa epoca veiamos desde luego que todo era muy distinto,con una sola cadena pero cuanto difrutavamos . Besicos
    cosicasdulces.blogspot.com

    • Eneko
      | Responder

      Gracias por tus comentarios Maria. Esos recuerdos mágicos…. la infancia

Dejar un comentario