Hamburguesa Euskolabel al Idiazabal

Publicado en: Recetas | 4
Dificultad: Baja    Tiempo: 15 minutos
Cuando hablamos de hamburguesas, nos viene a la cabeza inevitablemente, la basura insalubre que distribuyen las mezquinas multinacionales, responsables directas de la altísima tasa de obesidad infantil, me solidarizo en cuerpo y alma con la cruzada que lleva a cabo el chef británico Jamie Oliver, para combatir esta lacra. En determinados países se come auténtica basura y nadie hace nada por combatir ese fenómeno.
Hamburguesas saturadas de grasa, fritangas apestosas realizadas en aceites que no le pondrías ni a tu coche, supuestos trozos de pollo rebozados, que en fin….. de pechuga de pollo, tienen bien poco, como dice mi amigo Lorentzero: “MIERDA“, y estoy totalmente de acuerdo con él. Hay gente que sustenta su alimentación sobre esa mierda, y lo que es aún peor, condena a sus hijos a muerte, al alimentarlos con mierda. Me declaro enemigo mortal de la comida basura, fast food y demás mierdas. Pero eso no quiere decir que no se puedan comer pizzas, hamburguesas y perritos calientes, pues no, para nada. Pero cuidando mucho los ingredientes que utilizamos en su elaboración, preparándolos en nuestra casa de principio a fin y dosificando su frecuencia en nuestra dieta.

Yo suelo hacer las hamburguesas en casa, con carne picada y no compro hamburguesas ya elaboradas, pero hace unos días en la feria Slow Food, de Algusto, pudimos comprobar la calidad de estas hamburguesas elaboradas, llenas de sabor, en dos versiones, con y sin especias, y lo más importante, la garantía de saber que detrás está el sello Euskolabel que garantiza el origen y la calidad de este producto. Probé la hamburguesa y me encantó, plena de sabor, y a la vez salta a la vista la calidad de la carne. Por una vez, voy a preparar una hamburguesa elaborada, inspirada en las que preparaban en el txoko de Algusto, los estudiantes de la escuela de hostelería de Artxanda. Una hamburguesa plena de sabor y con ingredientes de la tierra, en plan #rikoriko La gastronomía no está reñida con este tipo de preparaciones, pero siempre bajo la filosofía Slow food.

– para 4 personas –
  • 4 hamburguesas Euskolabel
  • 1 tomate Euskolabel
  • 12 aros de cebolla morada de Zalla
  • 1 cuña de queso Idiazabal
  • brotes de hoja de roble y lechugas varias
  • 4 panecillos redondos
  • sal de Añana
  • pimienta negra molida

Calentamos la sartén a fuego medio (4/6) sin aceite. Estas hamburguesas tienen su veteado de grasa natural y no es necesario añadir aceite para cocinarlas. Un pellizco de sal de Añana y un golpe de pimienta negra molida. Tienen como dos centímetro y medio de grosor, vamos a sellarlas por fuera dejando tostada su superficie, pero dejando que el núcleo permanezca rojo o rosado (según te guste el punto).
Abrimos los panecillos y los tostamos al horno, para que estén bien crujientes. Evita el típico pan industrial para hamburguesa, no está a la altura, busca una buena panadería que tenga panecillos redondos de buena calidad. Coloca sobre la parte inferior del pan, un buen puñado de hojas de roble y brotes de lechuga y encima una rodaja gruesa de tomate Euskolabel.
Cortamos unas lascas de la cuña de queso Idiazabal y las colocamos sobre la hamburguesa Euskolabel, justo después de darle la vuelta. Seguimos cocinando la carne, hasta sellar el otro lado.
Cuando la hamburguesa Euskolabel esté sellada, colocamos una loncha de queso Idiazabal sobre las lechugas y la hamburguesa caliente sobre esta loncha, y justo encima ponemos tres aros de cebolla morada de Zalla.
Colocamos la tapa del panecillo y a zampar. Comete la hamburguesa antes de que se enfríe y disfruta de su sabor.
Aquí puedes ver, como disfruto absolutamente entregado, al deleite y disfrute de saborear esta maravilla de hamburguesa Euskolabel Slow food, made in #rikoriko Una gozada que puedes acompañar con una buena cerveza artesana como hice yo, o como consideres oportuno, pero disfruta.

  • Carne Euskolabel y el resto de ingredientes de confianza y de calidad.

Los Emil bulls, son un grupazo alemán de nü metal, en activo desde 1995 con una irregular discografía, alternando grandes discos, con rotundos fiascos, pero con un directo contundente y muy interesante. En esta ocasión versionan un clasico de los noruego A-HA.


Emil bulls – take on me

4 Comentarios

  1. Montse Cartanyà
    | Responder

    Me encanta la carne euskolabel y mi queso favorito es el Idiazabal, así que qué te voy a contar de esta fabulosa receta!

  2. Silvia T. Clarasó
    | Responder

    Una caña de hamburguesa! esta de espectaculo, ya solo con el queso que lleva me lo devoraba!, riko riko!
    bss
    Silvia

Dejar un comentario