Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero

Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero

Os propongo un plan inmejorable: una escapada gastronómica para disfrutar de las XVI jornadas del Lechazo asado de Aranda de Duero. Año tras año las instituciones, el consejo regulador de la Ribera del Duero y los hosteleros arandinos se conjuran para sacar adelante estas jornadas gastronómicas para el deleite de todos los visitantes de la capital de la comarca de la Ribera del Duero.

Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero

Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero

Ayer tuvo lugar la presentación de las XVI jornadas del lechazo asado de Aranda de Duero en el asador Egurra de Bilbao. Un nutrido grupo de hosteleros arandinos junto a una representación institucional se desplazó a la capital vizcaína para oficializar el inicio de las jornadas. Desde el 1 hasta el 30 de junio, nueve asadores de la localidad burgalesa ofrecen un menú especial a un precio de 37 euros, donde el protagonismo absoluto recae sobre el lechazo asado en horno de leña. Cada asador elabora una serie de entrantes y postres para acompañar a la estrella indiscutible de la gastronomía local como paté, hamburguesa de lechazo, croquetas de lechazo, morcilla de Aranda (otra excelencia de la zona), mollejas, brochetas, riñones…. En cuanto a los postres la oferta va desde los típicos hojaldres con crema y nata la tarta de queso churro pasando por queso y nueces o biscuit de helado con piñones.

Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero

El secreto de la excelencia del lechazo asado de Aranda está en la cuidada materia prima. Lechazo de oveja churra alimentado con tomillo y jaramillo, de unos cinco kilos de peso y al menos 20 días de lactancia con leche materna. Según el maestro asador raudense Joaquín Alonso (conocido como el Chuleta), los cuartos de lechazo deben chascarse y se les practica una serie de cortes. Posteriormente se colocan en una fuente de barro tan sólo con agua. Se introducen en un horno artesano alimentado con leña de encina durante dos horas y media. Posteriormente se voltea, momento en el que el cordero suelta su jugo (néctar imperial). Debe quedar jugoso y tierno por dentro con una capa exterior crujiente.

Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero

Una vez asado se sala al trincharlo. El acompañamiento ideal para el lechazo asado de Aranda es la ensalada de lechuga y tengo que reconocer que el sabor de la lechuga de Medina (que no conocía hasta ahora), es sencillamente espectacular con cebolleta picada, aceite de oliva y vinagre y sal.

Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero

Mención a parte merece la torta de aceite de Aranda, un pan muy característico de la zona elaborado a base de harina de trigo, agua, sal, levadura y aceite de oliva. Es una verdadera perdición que no puedes dejar de comer hasta acabar con la torta entera. Lo digo por experiencia ya que desde niño veraneo en la zona y devoro este pan cuando lo tengo a mano.Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero

Junto a elaboraciones más tradicionales como unas croquetas de lechazo, tuvimos ocasión de probar un entrante denominado “castellanos por el mundo elaborado por el cocinero del asador El 51 del Sol. Una propuesta muy diferente y actual. Una filloa a modo de taco mexicano con lechazo empanado en panko, encurtidos, germinados, brotes y flores. Sorprendente y muy rico. Felicidades al cocinero por el acertado atrevimiento.

Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero

Probamos una tabla de quesos de la zona elaborados con leche de oveja churra y acompañados de mermelada de vino. Y hablando de vinos, todos los platos se acompañaron de una selección de vinos D.O. Ribera del Duero. Un rosado y varios tintos que culminaron con un excelente reserva que escoltó a la perfección a los cuartos de lechazo asado de Aranda.

Jornadas gastronómicas del lechazo asado de Aranda de Duero

En cuanto a esta joya de la gastronomía mundial en su máxima expresión, ejecutada magistralmente en el horno del asador Egurra por verdaderos maestros asadores. Pura mantequilla que se deshace en la boca con un sabor apoteósico. Por todo lo expuesto anteriormente declaro las jornadas del lechazo asado de Aranda de Duero como un evento imprescindible y más que recomendable. Visita obligada, además de probar los tesoros gastronómicos, os recomiendo visitar sus museos, tomar parte en los eventos paralelos a las jornadas gastronómicas y disfrutar de la hospitalidad de sus gentes. Yo no me lo pienso perder.

En las jornadas gastronómicas participan los siguientes establecimientos:

Galería lechazo asado de Aranda de Duero

4 Comentarios

  1. Txomin Sáez
    | Responder

    Eneko, que apetito viendo tus fotos de cordero lechal recien asado, es casi amoral a estas horas.
    Once again, muy bien !

  2. antonio martinez
    | Responder

    Eneko has hecho una descripción del lechazo de Aranda extraordinaria, no creo que personas nativas de la zona lo harían mejor.
    Enhorabuena.
    Felicidades.

Dejar un comentario