Kebab de pollo casero

Publicado en: Recetas | 25
Kebab de pollo casero
Los kebab me encantan aunque tengo que reconocer que soy incapaz de entrar a comprarlos. Son unos establecimientos que por lo general dejan mucho que desear en cuando a limpieza e higiene (es mi opinión personal) y si veo como los preparan me siento incapaz de comerlos. Ya sabéis ojos que no ven…. Habrá quien piense que soy un tiquis miquis pero en la cocina me gusta la limpieza. Es algo imprescindible. Así que en mi caso los kebab siempre para llevar y que los pida otra persona. Por otro lado no parecen demasiado naturales esos bloques de carne grasienta, supuestamente de cordero. Sano lo que se dice sano…. no es. Por todos estos conceptos hago mis kebab en casa que están super ricos y son muchísimo más sanos que los de los típicos establecimientos. En esta receta os explico como hacer kebab de pollo casero con su salsa de yogur. Espero que os guste.

Kebab de pollo casero

Fácil    40 minutos      4

Ingredientes

  • 1 kilo de pechuga de pollo Eusko label
  • 4 cucharadas de Ras el hanout
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra molida
  • sal de Añana
  • 2 cucharadas de ajo en polvo
  • 8 panes de pita
  • 2 yogures griegos sin azúcar
  • 2 cucharadas de mahonesa
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharada de azúcar
  • 3 dientes de ajo
  • un limón
  • cilantro
  • 1 tomate
  • 1 lechuga

Preparación

Kebab de pollo casero

Empezamos a preparar nuestro kebab de pollo casero. Cortamos en tiras de unos 2-3 centímetros de grosor las pechugas de pollo previamente limpias de grasa. A continuación en un bol echamos un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra y añadimos 4 cucharadas de Ras el hanout (mezcla de especias). Salpimentamos las tiras de pechuga de pollo y espolvoreamos un poco de ajo molido. Emulsionamos el aceite con las especias con ayuda de una varilla e incorporamos las pechugas de pollo laminadas.

Kebab de pollo casero

Dejamos marinar los dados de pollo al menos un par de horas aunque es recomendable dejar la carne 24 horas si disponemos de ese tiempo. De ese modo la carne se impregna mucho más del marinado y el resultado es brutal.

Kebab de pollo casero

Una vez marinada la carne de pollo vertimos el contenido del bol en una bandeja de horno incluyendo el líquido del marinado. Horneamos la carne a 150º durante unos 20 minutos. Ya casi tenemos listos nuestro kebab de pollo casero.

Kebab de pollo casero

Aprovechamos mientras se hace la carne para preparar la salsa de yogur con la que acompañaremos nuestro kebab casero. Mezclamos en un bol los ingredientes: dos yogures griegos sin azúcar, dos cucharas de mahonesa, dos cucharadas de mostaza, 1 cucharada de pimentón dulce, 3 dientes de ajo picados muy finos y sin el germen, el zumo de medio limón, una cucharada de azúcar, una pizca de sal de Añana y un puñado de cilantro muy picado. Con ayuda de una varilla batimos la salsa para que quede homogénea. Metemos el bol con la salsa a la nevera y nos olvidamos de él hasta emplatar el kebab de pollo casero.

Kebab de pollo casero

Controlamos el horno para que la carne no no se queme. Cuando esté dorada la podemos sacar. Debe quedar dorada pero jugosa por dentro por eso la horneamos con el marinado, para que no se quede seca. Y ya sabéis que cada horno es una historia diferente nunca hay que confiarse. Cortamos en dos el tomate y lo laminamos y troceamos la lechuga. Ponemos a tostar el pan de pita previamente humedecido con unas gotas de agua. Una vez tostado el pan practicamos una hendidura con un cuchillo en la parte superior para poder rellenarlo al gusto con kebab de pollo, tomate, lechuga y por supuesto… nuestra salsa de yogur. Otra posibilidad es usar una tortita de trigo para hacer fajitas o hasta un talo de maíz. Abrid unas cervecitas y a disfrutar de vuestro #rikérrimo kebab de pollo casero con salsa de yogur.

 

La clave

  • La marinada. Es lo que dará sabor la carne de pollo.
  • La carne de pollo debe quedar jugosa por dentro y caramelizada por fuera.

Cook & roll

Twisted Sister – I Wanna Rock

Para acompañar esta receta os sugiero a Twisted Sister, una banda de glam metal que acuñó un par de himnos en los años 80 como este I wanna rock. Con el extravagante y peculiar Dee Snider al frente se han hecho con su hueco en la historia del rock.

25 Comentarios

  1. Marina A.F.
    | Responder

    A mi també m’encanten, Eneko. Reconec que no tinc gaires manies i entro a comprar-ne, però és que fer-los a casa és tan divertit, oi? No és difícil i és com un joc: ara hi poso aixo`, ara hi poso allò… boníssim el de pollastre, el meu prefe!!

    • Eneko
      | Responder

      Me alegro de que te guste Marina. Y moltes gracies per la teva visita. Encara recordo una miqueta de quan veia TV3.

  2. Graci
    | Responder

    Opino lo mísmo que tú. Hace unos meses mi hijo me dijo que quería probar un kebap y me voy haciendo la remolona por las mísmas razones que tú, así que, agradezco mucho tu receta, aunque lo mísmo lo hago y al niño no le gusta..ya sabes como son! A mí seguro que si. Además hace poco, compré un bote de Ras el Hanout en una tienda marroquí y tengo ganas de darle uso!. Besos y lo dicho, gracias.

    • Eneko
      | Responder

      Yo soy un crio, creeme le va a gustar. La misma receta la puedes hacer con cordero, solomillo de cerdo o hasta conejo. El restultado igual de bueno. Gracias a ti.

  3. manu
    | Responder

    Muy buena tu interpretación de los kebabs.
    Yo, debo ser muy bruta, pero no le hago ascos a nada, quizás es que viajando por esos mundos de Dios, según los países, si tienes manías, ya no comes nada.
    Un día en un pueblecito del Atlas, fuimos a comer en un sitio muy cutre con unos amigos y una chica no pudo comer nada. Los demás nos lo comimos todo. Por la noche, ella tenía la boca con llagas y el resto nada. El coco puede mucho!!

    • Eneko
      | Responder

      Tienes razón Manu. Donde vayas hay que probar cosas nuevas, pero es que el 90% de los kebaps….. uff dan cosica. Pero los como y me gustan. Tu coco puede ser tu peor enemigo, es cierto, gracias por visitarme y por tu aportación.

  4. Roser
    | Responder

    yo desde que vi un trozo enorme de grasa en mi kebab de pollo….a partir de ese momento los kebabs en casa o nunca! sano, completo y ricoo! besos

    • Eneko
      | Responder

      Mis amigos del reno renardo, tienen una versión del Time goes by de Madonna, que tiene mucha guasa, va sobre los kebaps. La letra dice así:
      Cárgalo de ali-oli,
      cárgalo de ali-oli,
      cárgalo de ali-oli,
      cárgalo de ali-oli.

      Son de Afganistán o de Pakistán,
      kebab,invaden tu ciudad.
      Tienen gusto a ojete de talibán,
      kebab de cordero lechal.

      Aquí va el enlace al video

      Te vas a mear de risa.
      Ya me contarás.

  5. Maite
    | Responder

    A mí los Kebab no me van, soy un poco asquerosa. Pero esto tiene una pinta estupenda y casero, que delicia, besos..!

    • Eneko
      | Responder

      Pues pruebalo, es su esencia, pero sin ser guarrindongo. A ver si te gusta.

  6. Mika´s Kitchen
    | Responder

    Te ha quedado ESTUPENDO!! Un abrazo

  7. lolines
    | Responder

    Comparto contigo el gusto por los hebap, pero caseros, así como este que nos presentas.

    • Eneko
      | Responder

      Es que como lo de casa….. nada. Tu si que sabes Lolines!! Muchas gracias guapa!

  8. Marivi
    | Responder

    Te han quedado de lujo me la guardo xq es de las cosas qu me gustan y que como a tí..no sé tampoco como en los Kebabs…

    • Eneko
      | Responder

      Nada, nada. Que esas cosas grasientas que giran, no pueden ser buenas. Gracias !!

  9. ubanov
    | Responder

    epa…

    ya que eres de bilbao como yo… O:-) ¿dónde compras el Ras el hanout? o lo compras de “bote” en super?

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Hay sitios en Iturribide que venden Ras el hanout hecho por ellos, lo he probado alguna vez, es potente, tambien uso el de bote.

  10. joserra santero
    | Responder

    Los tengo que probar tienen una pinta buenisima. Yo compro el Ras al hanout en el muelle de Marzana enfrente del Mercado de la Ribera, hay un almacen de especias y se puede comprar al peso, no es nada caro.

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Lo conozco, yo suelo comprar en grandes superficies o en los colmados árabes de la calle Iturribide.

  11. María Mayor Roig
    | Responder

    Me ha encantado la receta y la voy a hacer porque será la única manera de probar el kebab porque los que veo por ahí….la verdad me da no se que cosa. Feliz año

  12. Miren
    | Responder

    Nunca he sabido como hacer la salsa de yougurt, muchisimas gracias

  13. […] antes de empanarlas en panko y todavía le daréis más juego a la ensalada, darle un rollo kebab con un marinado de yogur con mostaza y especias, o un toque más oriental con salsa de soja o […]

Dejar un comentario