Mejillones fritos a las hierbas aromáticas

Publicado en: Recetas | 8
Dificultad: Baja    Tiempo: 20 minutos
Me encantan los mejillones, no pueden estar más ricos, además están en su mejor momento durante los próximos 6 meses, vamos a disfrutar de estos moluscos en su punto óptimo de sabor y carnosidad. Lo mejor de los mejillones, además de su sabor y sus propiedades beneficiosas para la salud, es su versatilidad gastronómica, dan mucho juego en la cocina, se prestan a casi todo, polvo de mejillones, mejillones rellenos, mejillones con salsas, con vinagreta, al vapor, como ingredientes de salsas y ali olis…. pufff, dan mucho juego, solo hace falta echarle imaginación. 
Creo que el mejillón es un producto que no goza del prestigio de otros mariscos, por su bajo precio, pero es un error, cualquier amante de la gastronomía debe rendir pleitesía a uno de los señores/as (es hermafrodita) del mar. Yo voy a empeñarme en utilizarlo y hacer recetas originales, como contribución personal a la exaltación del su majestad el mejillón. Voy con una receta diferente, que consiste en freír los molusco en aceite con unas hierbas aromáticas y ajos a tutiplén. El resultado, como siempre #rikoriko

– para 4 personas –
  • 2 kilos de mejillones
  • un puñado de romero
  • un puñado de tomillo
  • una cabeza de dientes de ajo
  • aceite de oliva virgen extra
  • 3 hojas de laurel
Cubrimos el culo de la cazuela con aceite de oliva virgen extra, cortamos la base de la cabeza de ajos, y la ponemos apoyando el corte contra el aceite, añadimos los mejillones, previamente lavados y las hierbas aromáticas, romero, tomillo y las hojas de laurel.
Dejamos que se cocine a fuego medio (4/6) hasta que se abran los mejillones. En ese preciso instante, los sacamos de la cazuela y emulsionamos con una varilla el aceite con el néctar que han soltado los mejillones, las hierbas y los ajos al cocinarse. Pura delicia. Presentamos en un plato los mejillones abiertos y vertimos por encima la emulsión de la salsa.

  • Esto no tiene ningún misterio. Únicamente sacar los mejillones en cuanto se abran, para que estén en su punto.


Creo que nunca he puesto nada de WASP, hoy me he levantado jebilongo y con ganas de un poco de caña. No es uno de mis grupos de cabecera, ni mucho menos, pero los angelinos, liderados por Blackie Lawless, tienen su punto y esta canción me gusta.

W.A.S.P. – For whom the bell tolls

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 Comentarios

  1. Delicias Baruz
    | Responder

    Me encantan los mejillones,ese sabor a mar que nos da salud, les has preparado de maravilla. Un abrazo, Clara.

  2. Carolina Bilbao
    | Responder

    Te paso la receta de mi casa: una cazuela, aceite, ajito frito, cebolla en juliana y apio. cuando esté unos minutos, y empiece a transparentarse la cebolla, metes los mejillones, pimienta a puñados, y en unos minutos, listo! Y el caldo que queda, es DELICIOSO!!! 😀

    un besito! B

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Eso tengo que problarlo. Promete. Yo le añadiría algo rojo para dar color y sabor. ¿tomates secos?

    • Carolina Bilbao
      | Responder

      jajaja el apio es fuerte eh?? 😉 pero puede ser buena idea lo de los tomates… ya sabes que a mi, los tomates y als anchoas, nunca me sobran!

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Y le añadiría también un chorrito de txakoli y otro de vermouth, y puede que chile rojo.

  3. Bárbara - Comer De Todo
    | Responder

    La receta que te ha dejado Carolina tiene que estar de vicio, pero es que la que tu nos dejas tiene que ser una maravilla!!
    Yo hasta hace poco no he probado un mejillón en sí, siempre me los he comido en otras preparaciones, no sé porque no lo había probado antes, porque resulta que me encantan!
    Así que me apunto los tuyos.
    Un saludo.

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Muchas gracias Bárbara. Los mejillones están siempre ricos, es un producto muy versátil.

Dejar un comentario