Mercado de la Ribera de Bilbao

Publicado en: Gastrotxoko | 13
El mercado de la Ribera es una plaza que me encanta, desde hace muchos años, soy un habitual cada semana, me encanta aprovisionarme de género, porque este sitio, tiene algo especial. No sólo porque el edificio es precioso, (icono de la villa) ya lo era antes de la necesaria e imprescindible remodelación que ha sufrido, y lo sigue siendo ahora, con una estética más moderna y un completo lavado de cara. 
Atesora muchos encantos que hacen que se convierta, en la mejor opción para aprovisionarte de productos frescos en Bilbao, encuentras productos muy frescos y de gran calidad, recibes asesoramiento de grandes profesionales, con muchos años de experiencia y que hasta pasan a los clientes recetas o tiempos de cocción para sus productos, además ofrece una gran variedad entre todos los puestos del mercado.

Desde hace tiempo, algun@s lectores/as del blog, compañer@s bloguer@s y amig@s me piden que os cuente en el blog, los pequeños secretos del mercado de la Ribera, en que puestos compro, que productos les recomiendo en cada puesto. Pues muy bien, hoy hay llegado el día de satisfacer vuestra curiosidad.

Antes de meternos en harina, vamos a hacer un poco de historia, sobre todo para los que no son tximb@s (bilbaín@s), este bonito mercado lleva en pie desde 1929, en un marco incomparable a la orilla de la ría y en pleno casco viejo de Bilbao, junto a la iglesía de San Antón. Perfectamente comunicado por tranvía, metro y autobuses de varías líneas. 

Contrasta su arquitectura esterior de estilo art decó, con espectaculares vidrieras, floretones y celosías, con la funcionalidad de su interior, espacios semejantes a una fábrica, amplios y diáfanos, para una mejor ventilación de olores. Otro aspecto sorprendente es la claridad que irradia de luminosidad su intereior, gracias a la luz cenital natural que atraviesa sus numerosas vidrieras. Sus 10.000 metros cuadrados le convierten en el mayor mercado cubierto del continente europeo (así somos en Bilbao), record guiness en número de comerciantes y puestos de venta. 

Originalmente el solar donde se erige el mercado, se utilizaba como mercado al aire libre,  en 1840 empezaron a cubrir los puestos, para protegerlos de las inclementcias del tiempo, y en 1870, todos los puestos de venta estaban ya guarnecidos por una tejavana. Esta infraestructura provisional, dio paso a la construcción poco tiempo después de un reciento elaborado en hierro colado y forjado y cristal, cerrando alguno de sus costados, conservando un paso peatonal en su interior, al ser toda la estructura del reciento de hierro y vidrio, la temperatura interior llegaba a ser insoportable, y se instaló un sistema de refrigeración por riego en el tejado. 

Obra de Pedro Ispizua, el 22 de agosto de 1929 se inaugura una nueva estructura, esta vez de hormigón armado, en un estilo Art decó ecléctico, de moda en aquella época. El mercado era el centro de distribución de mercancías al fresco de Bizkaia, pero se queda pequeño para abastecer a todos los mayoristas de la provincia y en 1971 se inaugura Mercabilbao, que pasa a realizar esa función, por tanto el mercado de la Ribera, se convierte en el mercado que abastece a los vecinos del Casco Viejo y a Bilbao la Vieja.

Tras las trágicas inundaciones que devastaron Bizkaia y Bilbao en agosto de 1983, sufre importantes daños que precisan una reforma en profundidad y de paso adecuar sus instalaciones a los nuevos tiempos. 

En 2008 se lleva a cabo un estudio estructural del edificio, que da como resultado un grave deficit estructural en el hormigon armado y los hierros del armazón, así que en 2009 se inició una ambiciosa reforma. El arquitecto Emilio Puertas pone en marcha la primera fase de la obra, que afecta a la mitad del edificio, permaneciendo la otra mitad abierto al público con normalidad. Tras la segunda fase de la reforma, el mercado queda totalmente remodelado, su estructutura, interior y exteriormente.  Un edificio actual, muy funcional, con unos puestos de venta modernizados y una mejora sustancial en la luminosidad.

El mercado, no sólo se ha modernizado estructualmente, desde hace algún tiempo ofrece la posibilidad de realizar tus compras on line, desde su página web, lo cual es una gozada, recibes en tu casa producto fresco, sin moverte.

Y dicho todo esto, lo prometido es deuda, os voy a chivar algunos de mis puestos favoritos del mercado de la Ribera.

Para comprar pescado, suelo comprar en el puesto 249 (Pescado Inés y Nieves) en la segunda planta. Tienen buen género y buenos precios, el puesto siempre está petado de gente, eso es un buen indicativo. Mis compras más habituales, son merluzas de anzuelo, lubinas y rape.

En el puesto 205 de la segunda planta (Carnicería Txomin) suelo comprar la carne de vacuno: rabo, chuleta, churrasco, solomillo y carne para guisar, tiene muy buen género y son muy profesionales.

En el puesto 235 (Arrate) en la segunda planta, es donde me abastezco de fruta. Nunca defraudan, te dan la fruta al punto que se lo pidas e incluso piden al cliente que seleccione el mismo las piezas de su gusto. Fruta en general y algo de verdura.

En la segunda planta del mercado hay un espacio en plan mercadillo, reservado para que los baserritarras vendan sus productos, y es donde me surto de la mayor parte de las verduras. Puerros, patatas, cebollas de Zalla, cebolleta, tomate, lechuga y ese tipo de productos que con tanto cariño se cultivan en los baserris de toda Bizkaia.

El marisco lo compro en varios puestos, pero quizas el que más frecuento últimamente es el número 109 de la primera planta (Mariscos Jesús Pampín). Son muy legales y te aconsejan bien. Marisco de temporada, mejillones, nécoras, vieiras, karrakelas, almejas, txipirones…. También frecuento varios puestos de la segunda planta.

Otro de mis favoritos es el 125 en la primera planta (Setas Espinosa Gago) tienen setas y hongos frescos de temporada, especias, tomate deshidratado, endrinas, arándanos, hongos y setas deshidratados, champiñones, trufas y buenos ajos.

Una última cosa, estos puestos atienden a un único criterio, el de mi gusto personal, eso no quiere decir que los demás puestos sean malos, ni mucho menos, si algo distingue a este mercado es la calidad de la colectividad de sus puestos. El mejor consejo que os puedo dar, es que os recorráis el mercado de cabo a rabo, y miréis en todos los puestos, tamaños, precios y calidades antes de comprar, luego tomar la decisión una vez hecha la inspección, así evitaréis sorpresas. Y no dejéis de visitar el mercado de la Ribera.

13 Comentarios

  1. Silvia T. Clarasó
    | Responder

    Egun on!, bonito reportaje, es un mercado muy bonito, este verano estuvimos por alli y lo visitamos, nos gusto mucho el ambiente y el entorno, muy guay.
    hasta pronto!
    Silvia

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Egun on Silvia !!
      Me alegro de que te gustase. En un mercado en el que da gusto comprar. Me tienes que contar que tal la experiencia gastronómica de la visita.
      Muxus

    • jesus pampin
      | Responder

      hola eneko,que grato resulta leer que nuestro estilo de venta en este gran mercado esta calando en nuestros clientes.suelo pensar que el tiempo pone ha cada uno en su sitio,y apostar por la calidad de los productos es garantia de futuro.
      un cordial saludo.

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Gracias Jesús, la calidad de los productos y la profesionalidad, solo tiene un destino. El éxito. Seguir así.

  2. Pakpakl
    | Responder

    Jo Eneko menudo artista estás hecho, me ha encantado tu artículo sobre La Plaza. Y tienes máas razón que un santo cuando dices que es una gozada comprar allí. Se disfruta un montón!! Y la calidad y profesionalidad no tiene igual.
    Algo que se le puede parecer, aunque para mi La Ribera le saca como dos cuerpos de ventaja, es el mercado de la Boquería en Barba. Un gran edificio con un gran género aunque los precios se les disparen un pelín a los catalinos.

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Eskerrik asko Pak !!
      El mercado de la boquería tiene gran fama y muy merecida, desde luego. Y con esas tascas tan pecualiares. Eso es lo que le falta al mercado de la Ribera para ser la ostia en verso. Un buen par de antros con buenas tapas y pintxos, para reponer fuerzas mientras llenas el carro de la compra.
      Aupa esos Xierbos !!!

  3. akelarre
    | Responder

    Eneko,como bilbaina que soy..agradecida y emocionada al leer tu entrada sobre el mercado de la Ribera.

    Que gran lugar y que lujo poder comprar alli.

    Saludos!!

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Muchas gracias Akelarre. Agradezco mucho tus palabras y me alegro mucho de que te haya gustado.
      Un cordial saludo

  4. Silvia T. Clarasó
    | Responder

    hola, pues mi visita gastronómica? lo que llegué a comer!!! jeje, ya iba preparada….
    pinxos de todos los colores! todos los dias, es lo que he disfrutado a tope! en Ondarroa y Lekeitio donde más, que rabas pinxos y pescados, bufaaaa!! en Bilbao, estuvimos dos dias, viendo las obras del nuevo San Mamés y dando la vuelta al casco viejo y demás, picoteando todo el rato, que variedad de tortillas, he flipado con la comida la verdad y eso que no fuimos a ningun restaurante especial. Todo a pie de calle. Los bollitos muy buenos! y la pasteleria Arrese de Gran Via, nos gustó mucho. Gracias x tus referencias!
    besos

  5. […] además el edificio está recién remodelado, luce espectacular y recientemente han estrenado página web, con la posibilidad de hacer la compra on-line, y te la llevan a casa, todo un lujazo. El caso es […]

  6. […] ser que compres por internet o te des un paseo hasta Tarragona. Así que le pedí a la aldeana del Mercado de la Ribera unos buenos puerros de su baserri para quitarme el antojo de los calçots, aunque sea […]

  7. […] con Estanis Carenzo a primera hora de la mañana en un marco incomparable: el Mercado de La Ribera. El es un apasionado del producto de mercado y quería sumergirse de inmediato entre pescados y […]

Dejar un comentario