Patatas bravas

Publicado en: Recetas | 14

Patatas bravas 

Hoy os traigo un clásico de nuestra cultura del tapeo: unas deliciosas patatas bravas. Una sencilla receta muy adictiva con una salsa muy diferente a las que hayáis probado hasta ahora. ¿Os imagináis unas patatas bravas acompañadas de una salsa que no lleve chile, ni cayenas, ni tabasco, ni alegrías riojanas, ni nada parecido? Pero que aún así tenga potencia, personalidad y un sabor aplastante. Pues aquí os dejo la receta de mi salsa especial. ¿El secreto? pimentón de la Vera picante ahumado, un producto realmente excepcional. No dejéis de proba en casa. #Rikérrimo !!!!

Patatas bravas

Fácil    40 minutos     4

Ingredientes

  • 5 patatas nuevas medianas
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra molida
  • sal de Añana
  • 6 tomates en rama
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera picante ahumado (2 si eres de Santutxu)
  • media cebolla morada de Zalla
  • 1 diente de ajo
  • 6 tomates deshidratados
  • una cucharada de azúcar

Preparación

Patatas bravas

El primera paso de esta receta de patatas bravas es precalentar el horno a 100º. Lavamos a conciencia la piel de las patatas y las secamos bien con un trapo. Partimos la patata por la mitad sin quitar la piel y posteriormente las cortamos en gajos. Lubricamos una fuente de horno con aceite de oliva virgen extra perfumado con ajo y distribuimos por encima los gajos de patata. Le damos un toque de sal de Añana y un golpetazo de pimienta negra molida.

Patatas bravas

Metemos al horno la bandeja con las patatas y horneamos durante 30 minutos a 100º. Mientras tanto empezamos a preparar la salsa brava. Picamos fino la media cebolla morada de Zalla junto con el diente de ajo (sin germen) y lo cocinamos todo a fuego medio (3/6) hasta que se poche bien.

Patatas bravas

Rallamos los tomates y añadimos el puré resultante a la verdura pochada. Añadimos una cucharada de azúcar para corregir la acidez del tomate y cocinamos durante 10 minutos hasta que evapore el agua y se reduzca el sofrito para concentrar el sabor. Probamos y rectificamos de sal (de Añana)

Patatas bravas

Incorporamos los tomates deshidratados y dejamos que aporten su sabor a la salsa durante 5 minutos. En este preciso instante vamos a dar el toque de personalidad a la salsa brava con una cucharadita de pimentón de la Vera ahumado picante y removemos para que se integre bien y la salsa adquiera su sabor característico. Una cucharadita le dará un toque picante sutil, dos le dará un toque más que interesante. A partir de ahí…. sólo te recomiendo añadir más si eres un amante del picante.

Patatas bravas

Pasamos por la batidora todos los componentes de la salsa y vertimos de nuevo a la sartén para que reduzca aún más y se concentren más los sabores que contiene la salsa. Nos interesa una salsa no muy líquida, conseguir una especia de puré.

Patatas bravas

Sacamos las patatas del horno y las presentamos con una salsera al lado para que los comensales vaya dipeando sus patatas bravas. También puedes acompañar las patatas bravas con salsa mahonesa o salsa ali oli, eso ya es cuestión de gustos. Si pruebas la receta…. te va a encantar. Eso garantizado. En cuanto a la salsa te recomiendo hacer en cantidad para congelar y ya tienes para otra ocasión. On egin!!

 

La clave

  • Imprescindible un buen pimentón ahumado picante (D.O. De la Vera)
  • Utilizar patata joven, y limpiarla a conciencia.

Cook & roll

The nymphs – The highway

Hoy os presento a The Nimphs, la banda de Inger Lorre, que funcionó entre 1985 y 1992. Originarios de New Jersey, corta trayectoria con apenas dos discos, pero mucho potencial. Con apariciones en el cine, en “malas influencias” (James Spider y Rob Lowe) y colaboraciones de gente como Iggy Pop. La banda se disolvió debido a los problemas de Inger con la heroína y el alcohol. Ahí queda su interesante legado.

Siguiendo Eneko Martinez:

Últimas publicaciones de

14 Comentarios

  1. Ibon Aboitiz
    | Responder

    Muy buenas, pero que muy buenas.

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Eskerrik Ibon !
      Buah, son una aténtica viciada. Y mucho menos curro y más sanas que fritas. Hoy las voy a a volver a hacer. A Oihane le han flipado (sin picante claro).

  2. Irene Madariaga
    | Responder

    Recetón!!
    A la saca directamente! Me rechifla el color rojo-radioactivo

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Eskerrik asko Irene. Tienes que probarla.
      El ahumado del pimentón le da un sabor flipante.

  3. Alfonso Rodriguez
    | Responder

    Muy buenas Eneko! Fàcikes y muy saludables…enhorabuena!

  4. Montse Cartanyà
    | Responder

    Qué ricas esas patatas!!! En casa nos encanta lo picante, habrá que probarlas sí o sí!!!

    • Eneko sukaldari
      | Responder

      Hola Montse
      Entonces, no os defraudarán. Con dos cucharaditas de pimentón ahumado picante de la Vera, va de cine.

  5. Silvia Tc
    | Responder

    Pues si que es para flipar!!! En mi casa lo picante triunfa seguro!
    Feli semana

  6. MAMEHA
    | Responder

    Uffff, patatas bravas picantes, jedi y rock!!!!! Combinación explosiva y me encanta!!!!!

  7. María Mayor Roig
    | Responder

    !!!Qué pinta tienen y lo que nos gusta el picante del pimentón, seguro que este fin de semana caen!!!.Gracias Eneko

Dejar un comentario