Patatas vikingas

Publicado en: Recetas | 3

Patatas vikingas

Esta receta de patatas vikingas fritas es increíble, es la mejor receta de patatas fritas que he probado en mi vida, una auténtica pasada. Es del cocinero de Hondarribia, David de Jorge, famoso por su programa de cocina Robin Food que emite Euskal Telebista. Si eres un incondicional de las patatas fritas, no dejes de probarla. La magia consiste en jugar con la temperatura del aceite y los tiempos de fritura obteniendo dos texturas: por fuera una capa súper crujiente y por dentro pura encontramos pura crema de patata. Una guarnición ideal para acompañar cualquier plato que se te ocurra. #Rikérrimo

Patatas vikingas

Fácil    1 hora     2

Ingredientes

  • 4 patatas grandes
  • aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • sal de Añana

Preparación

Patatas vikingas

Para preparar esta receta de patatas vikingas fritas, necesitamos cortar las patatas en trozos grandes en plan vikingo, de ahí el nombre de la receta. Tienen que ser trozos grandes para conseguir las dos texturas en cada patata frita, cosa que no sucedería si cortamos las patatas finas. Una vez cortadas las patatas a lo vikingo, las pasamos por el grifo y las lavamos bien para quitar el almidón, las metemos en un bol o tuper y lo rellenamos de agua.

Patatas vikingas

Cambiaremos el agua varias veces para que no quede ni rastro de almidón en las patatas. Una vez eliminado el almidón, quitamos el agua y secamos bien las patatas con un trapo para quitarles la humedad. Echamos las patatas al cazo o sartén y los ajos enteros y cubrimos de aceite, confitamos a fuego suave durante 20 minutos y retiramos del fuego.

Patatas vikingas

Dejamos que se enfríen las patatas y la temperatura del aceite durante unos 20 minutos, transcurridos los cuales, pondremos de nuevo la cazuela en el fuego, esta vez a fuego potente y freímos las patatas previamente confitadas. Con esto conseguiremos unas patatas vikingas fritas únicas, una cobertura super crujiente y curruscante y una crema de patata increíble en el interior. Freímos hasta que estén bien doradas por fuera y retiramos con una espumadera, añadimos un puñado de flor de sal de Añana para emplatar. Fijaros en la foto, el contraste de las dos texturas de la patata frita, lo vais a flipar, no volveréis a hacer patatas fritas normales, merece la pena el tiempo que llevan, os lo garantizo. Cuando las probéis, diréis KOPON que ricas !!!! #Rikérrimo !!!!

 

La clave

  • Eliminar el almidón de las patatas antes de freirlas
  • Los dos tiempos de fritura. Primero confitar y luego freir a fuego alto

Cook & roll

Mötorhead – Ace of spades

Lemmy de Motörhead, no es un vikingo, pero bien podría haberlo sido. Os dejo con los míticos Motörhead y una de sus canciones más míticas.

3 Comentarios

  1. lolines
    | Responder

    pues nada voy a hacerte caso, de momento por las fotos parecen geniales

  2. Eneko
    | Responder

    No dejes de probarlas !

  3. […] esta ocasión acompañamos el solomillo con salsa a la pimienta, unos pimientos asados y unas patatas vikingas crujientes por fuera y cremosas por dentro. Es una receta muy sencilla que entusiasmará a […]

Dejar un comentario