Sal de Añana, el oro blanco del Valle salado.

Publicado en: Productos | 4
Sal de Añana, el oro blanco del Valle salado.
Valle salado de Añana

En el Valle Salado de Añana (Álava), se elabora una de las mejores sales del mundo. Este oro blanco, se produce por la evaporación natural de la salmuera originaria de los manantiales existentes en Añana, emergiendo previamente de filones subterráneos de sal sólida, que tienen más de 200 millones de años de antiguedad. El paisaje de las salinas de Añana, es candidato a convertirse en Patrimonio mundial de la UNESCO en 2014.

La sal de Añana, cristaliza gracias a tres elementos que inciden en su elaboración, la exposición al sol, el viento y las técnicas tradicionales de los salineros. Su elaboración artesanal respetando el medio ambiente, su gran pureza y calidad, unido al respaldo incondicional de grandes chefs internacionales, colocan a la sal de Añana en el sitio que merece, siendo considerada como un tesoro único, que es mucho más que un condimento.

Sal de Añana, el oro blanco del Valle salado.
Eras del Valle Salado de Añana

El valle salado de Añana en sí mismo, es todo un fenómeno que va mucho más allá de la excelencia de su producto, lo cual es mucho decir, por ello os invito a conocer en persona Salinas de Añana, para disfrutar de una gran experiencia. Unas instalaciones muy antiguas, la estructura arquitectónica, el entorno paisajístico, más de dos siglos de historia, su interés arqueológico y geológico, hacen que sea un lugar único en el mundo.
Un proceso aún activo que se originó hace 220 millones de años, cuando las rocas evaporíticas, empezaron su ascenso hacia la superficie terrestre, debido a su menor densidad, y arrastrando consigo a otros materiales, que forman el entorno del valle. Posteriormente el agua de lluvia atraviesa los estratos superiores de roca y luego las capas de sal, retornando de nuevo a la superficie, como surgencias hipersalinas. Todos los manantiales de Añana, tienen un caudal medio de 3 litros por segundo, y su salinidad media supera la tasa de 250 grs. por litro.

Sal de Añana, el oro blanco del Valle salado.
Hojas de sal de Añana

El proceso de extracción de la sal de Añana, es el mismo se emplea en las salinas marinas, por la evaporación de un agua con alto contenido en sal, que surge de los manantiales del Valle, obteniendo una sal de gran pureza y rica en componentes minerales. Las instalaciones son muy antiguas, y están en proceso de recuperación, para optimizar la producción de sal. Existen referencias a la sal de Añana, que datan de la época del Imperio Romano, y se ha comprobado su importancia en la edad media, no olvidemos en antiguamente la sal se utilizaba, no sólo como condimento, sino como método de conservación de alimentos.
Detrás del proyecto que se está realizando para recuperar esta explotación salinera, se encuentra una Fundación Valle Salado de Añana, que es una institución sin ánimo de lucro, que destina los ingresos por venta de sal de Añana y visitas al Valle a la recuperación y mantenimiento del mismo. Un singular paisaje compuesto por cientos de plataformas levantadas con piedra, madera y arcilla, que forman las eras y donde desde hace miles de años, se produce una sal única, premiada y reconocida con múltiples distinciones.
Grandes chefs internacionales como: Martín Berasategui, Joan Roca, Pedro Subijana, Eneko Atxa, Andoni Aduriz, Diego Guerrero, Dani García, Francis Paniego, Patxi Eceiza, Josemi Olazabalaga, Aitor Elizegi…. y un largo etcetera, avalan la sal de Añana, utilizando el oro blanco de Añana, en sus cocinas, desde donde dan a conocer sus virtudes al resto del mundo.

La Fundación Valle Salado de Añana, comercializa los siguientes productos, que puedes adquirir en grandes superficies de Euskadi, o desde su tienda virtual (unicamente para la península)

Sal de Añana, el oro blanco del Valle salado.
Sal mineral de Añana
Cristales del sal de una extraordinaria pureza, por el proceso artesanal de elaboración por evaporación y al origen natural de la salmuera que surge de filones subterráneos de sal sólida, que tienen más de 200 millones de años. Se comercializa en formatos de: 250 grs., 500 grs. y tres kilos.
Sal de Añana, el oro blanco del Valle salado.

Escama de Flor de sal de Añana
Laminas de crujiente textura, que se forman sobre la superficie de las eras, al evaporarse la salmuera. Se cosechan a mano, antes de caer al fondo.
Son ideales para acompañar carnes o verduras, para aportar un toque crujiente de distinción a los platos.
Se comercializan en formatos de: 125 grs., 250 grs. y 500 grs.

Sal de Añana, el oro blanco del Valle salado.

Chuzo de sal de Añana
Son finas estalactitas que surgen de forma natural por donde circula la salmuera en altura. Son filtraciones de agua salada, son muy escasos y se recogen a mano, uno a uno. Es un producto muy apreciado en la alta cocina. Se comercializa por unidades.

Sal de Añana, el oro blanco del Valle salado.

Sal líquida mineral de Añana
Oro líquido, que surge de forma natural, de los manantiales del Valle salado de Añana, mediante un proceso natural se concentra hasta unos 280 grs. de sal por litro. Utilizada para aliñar ensaladas y sazonar carnes y pescados antes de cocinarlos. Contiene minerales muy beneficiosos, y además es necesaria una menor cantidad de sal para condimentar los alimentos.
Se comercializa en estuches unitarios.

Sal de Añana, el oro blanco del Valle salado.

Sal de arbequina
Tiene una especial textura en boca, aromas balsámicos y especiados con ligeros toques a aceituna y un retrogusto notable a aceite de oliva virgen extra. Para ensaladas y pescados.

Sal de Añana, el oro blanco del Valle salado.

Sal de vino
Aporta aromas balsámicos y especiados, notas de frutos rojos maduros y con un leve recuerdo a madera de roble. Maridada con vino de la Rioja Alavesa. Para carnes rojas y caza

También existe la sal de arbequina y sal de vino en escamas de flor de sal, y se comercializan varios packs:

  • pack con sal de Añana, sal de arbequina y sal de vino
  • pack con flor de sal de Añana, flor de sal arbequina y flor de sal de vino
  • pack sal de Añana y Flor de sal de Añana
Sal de Añana, el oro blanco del Valle salado.
A muerte con la sal de Añana

Os recomiendo encarecidamente probar en vuestra cocina este maravilloso producto, que no me canso de ensalzar, os garantizo que no volveréis a utilizar otro tipo de sal. Además tiene mejor precio que otro tipo de sal en escamas de origen italiano que se puso de moda hace unos años, y que no tiene nada que ver con la sal de Añana, que además es un producto nuestro.
Desde aquí agradecer a la Fundación del Valle Salado de Añana, el gran trabajo que están llevando a cabo, y su colaboración con este blog. Os deseo mucha suerte y que obtengáis ese merecido reconocimiento como Patrimonio mundial de la UNESCO en 2014. 
En breve comenzaremos a sortear packs de sal de Añana entre los lectores del blog, os informaremos de las condiciones para participar.

4 Comentarios

  1. Marta Lizoain Jusue
    | Responder

    Muy interesante Eneko,todos los dias aprendemos algo mas.Saludos.

  2. Txomin
    | Responder

    Eneko SALAO! Muy bueno

Dejar un comentario