Ensalada de lo que hay en la despensa

Publicado en: Recetas | 6

Dificultad: Baja    Tiempo: 15 minutos

El verano, nos ha dicho agur, y el otoño lentamente empieza a cubrirnos, con su manto de hojas secas sus mañanas frescas y empezamos a guardar la ropa de verano y recuperar abrigos y anoraks. Eso también afecta a nuestros hábitos alimentarios, empiezan a apetecer los platos potentes de cuchara y no da tanta pereza encender el horno, porque las temperaturas son más bajas. En breve empezaré a incorporar nuevas recetas de legumbres, de las que soy un incondicional, ya que escasean en el blog. Amigos y lectores habituales me las reclaman y voy a tratar de complacerles.

Hoy traigo una receta de una ensalada templada, que se prepara en menos de 15 minutos, y que seguro que encantará a vuestros comensales, como siempre cocinando #rikoriko. He tirado de los ingredientes que tenía en la despensa y nevera, podéis modificar los ingredientes, con otros similares que tengáis en vuestras casas. Espero que os guste y la preparéis en breve.

– para 2 personas –
  • 1 bote de pimientos del piquillo
  • 1 cebolleta
  • 1 rulo de queso de cabra
  • aceite de oliva virgen extra
  • 200 grs. de bonito del norte en aceite de oliva virgen
  • 1 puñado de anacardos
  • aceitunas negras aragonesas
  • vinagre balsámico
  • sal de Añana

 
Ponemos a fuego medio (4/6) una sartén, con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra, y el contenido del bote de pimientos del piquillo, condimentamos los pimientos con un pellizco de sal y la misma cantidad de azúcar blanco. 
Cocinamos los pimientos del piquillo, durante 5 minutos, dándoles la vuelta para que se cocinen por los dos lados por igual, colocamos los pimientos con su salsa en la base del plato. Cortamos una cebolleta en juliana y la repartimos sobre los pimientos.
Pasamos por la plancha 1 rulo de queso de cabra, hasta que se dore por los dos lados y lo colocamos en el centro de la ensalada. Desmigamos el bonito del norte y los esparcimos sobre el plato, guardamos el aceite de oliva virgen de la conserva para la vinagreta.
Tostamos un puñado de anacardos en una sartén y los distribuimos por la ensalada, junto con unas aceitunas negras aragonesas. Elaboramos la vinagreta en un tarro de cristal, con tres partes del aceite de oliva de la conserva del bonito, junto con una parte de vinagre balsámico y unos pellizcos de sal de Añana y la vertimos por encima de la ensalada, añadiendo unas escamas de sal de Añana como toque final, para darle un toque crujiente. #rikoriko

  • Es vital utilizar unos buenos pimientos y un bonito del norte de calidad,  son los artistas principales de la ensalada.

Uno de mis grupos favoritos de todos los tiempos. Recuerdo como su fuese ayer, la primera vez que les vi en directo en el mítico gaztetxe del kasko viejo de Bilbao, hace la friolera de unos 25 años….. Desde entonces, os aseguro que les he visto un montón de veces, un gran grupo, que permanece con la misma pasión que cuando empezó. Están preparando nuevo disco, mientras tanto, os dejo con su último videoclip (bonita canción y vídeo). Jo ta ke !!!!

Su Ta Gar – Zain, zure zain

6 Comentarios

  1. Silvia T. Clarasó
    | Responder

    me gustan estas ensaladas, a tope! con lo que haya siempre se puede hacer algo rico, a la fuerza sale algo bueno… en tu despensa cosa rika!!
    besos
    Silvia

  2. NIKICHAN ZAFEIRY
    | Responder

    Un nombre muy bueno 🙂 siempre hay que recurrir a la despensa.. se ve muy rica. Un beso!

    Recetas de una gatita enamorada

  3. Pepi Gomez
    | Responder

    Una gran ensalada de aprovechamiento… si Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *