Kit mil hojas DIY de Casa Aramendia

Publicado en: Gastrotxoko, Productos | 0
A través de la plataforma Blog on brands, con la que colaboro habitualmente probando nuevos productos, para dar mi opinión objetiva e independiente como consumidor y blogero, me han ofrecido la posibilidad de probar un nuevo producto que hará las delicias de los amantes de la repostería. 
En esta ocasión, se trata de un kit para elaborar en casa en poco menos de 15 minutos (la crema debe reposar 30 minutos) y sin necesidad de encender el horno. Los veteranos reposteros de Casa Aramendia nos sorprenden con un kit para hacer de un modo sencillísimo y sin esfuerzo, un delicioso mil hojas en nuestra propia casa.
El kit llega a tu casa prefectamente embalado y con todos los ingredientes necesarios para su elaboración a excepción de 2 huevos (por motivos obvios) y el azúcar glas para la cobertura (sugiero que en el futuro, se incluya en el kit, un sobrecito con azúcar glas)
El diseño del producto y su embalaje es atractivo y práctico, al abrir la caja, comprobamos que está perfectamente embalado y protegido de posibles golpes. En el piso superior tenemos dos placas de hojaldre horneadas y cubiertas con un plástico transparente que permite su óptima conservación, junto con una bandeja negra que nos permitirá emplatar el mil hojas, una vez elaborado. Todo ello va envuelto en papel cebolla.
En la parte inferior del embalaje, separado por un cartón duro y una capa de papel cebolla encontramos el resto de ingredientes necesarios del kit, incluida una manga pastelera, para utilizarla con la crema del relleno. Además incluye una cartulina con las instrucciones para la elaboración en diversos idiomas y advertencias para posibles alérgicos. El kit se conserva en perfectas condiciones durante dos meses desde la fecha de su elaboración y debe mantenerse por debajo de los 30º de temperatura.

Los ingredientes del kit, son:

  • 2 láminas de hojaldre
  • 2 botes de mermelada de melocotón
  • 2 envases de mantequilla
  • 500 ml. de leche entera
  • 1 rama de canela
  • 40 grs. de almidón
  • 150 grs. de azúcar
  • 1 manga pastelera de plástico
Lo más interesante de este kit, es que hasta el más gañán en la cocina, es capaz de hacer un mil hojas con un acabado de repostero profesional, en un tiempo record y sin apenas manchar nada en la cocina. Sencillo, práctico y muy #rikoriko…. que más queréis. 
La elaboración es muy sencilla, ponemos en un cazo la leche con la rama de canela y esperamos a que rompa a hervir.
Mezclamos en un bol, los 150 grs. de azúcar, con los 40 grs. de almidón y los dos huevos (no incluidos en el kit), batimos con una varilla y esperamos a que rompa a hervir la leche.

Hay dos ingredientes que contiene el kit (mantequilla y mermelada) que carecen de indicaciones de uso, al gusto del usuario. La mermelada la utilizo para repartirla en la base de la tapa superior del mil hojas y la mantequilla se puede usar para untar el hojalde en su base, antes de repartir la crema o para añadir a la leche con la canela, eso a tu gusto.
Cuando la leche rompe a hervir, retiramos el palo de canela y añadimos la mezcla del bol (azúcar, almidón y huevos), mezclamos con la varilla sin parar hasta que se mezclen todos los ingredientes y retiramos del fuego cuando recupere el hervor.
Llegados a este punto, tendremos una crema caliente, que vertiremos sobre una bandeja de cristal para que se enfríe durante 30 minutos y cubrimos con papel transparente.

Mientras tanto vamos cortando las planchas de hojaldre si optamos por hacer pasteles individuales, en 4 u ocho partes cada plancha. Rellenamos la manga pastelera con la crema enfriada y cubrimos la placa inferior de hojaldre. Aprovechamos la base negra que trae el kit para emplatar, y lo montamos dentro de la caja, para que sea más original.
Cubrimos la base de la parte superior con mantequilla y mermelada (esto es opcional) y tapamos la crema. Por último con ayuda del un colador, cubrimos de azúcar glas la superficie del mil hojas y a sorprender a los invitados. Los míos quedaron gratamente sorprendidos.

Aquí tenéis un original vídeo con la deconstrucción del kit mil hojas DIY de Casa Aramendia


Mi opinión sobre el kit, es que es muy interesante y práctico, recomendable para cualquier amante de la repostería con independencia de sus habilidades culinarias. Muy rápido y sencillo.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Dejar un comentario